Aceptación

Dennis Kimetto ganó hoy el maratón de Berlín imponiendo nuevo record mundial con 2:02:57. Mientras leía la noticia, no pude evitar sentir una fuerte emoción por correr una carrera así alguna vez en mi vida. Últimamente me la paso escuchando comentarios de algunos colegas corredores que están por correr maratones en esta temporada. Se viene lo fuerte del año. Pensaba esto mientras corría mi pequeño trote, lejano de comparación con una distancia de carrera.

Volviendo a la realidad, mi realidad hoy es que no corro al nivel que me gustaría. Entreno 4 veces a la semana, si es posible y de vez en cuando intercalo otros entrenamientos con la corrida. Y honestamente, no siempre ha sido así.

Hace un tiempo, quise mantener un ritmo de entrenamiento tratando de llevar el mismo estilo de vida. Me refiero a querer lograr la fantasía de dedicarle mucho tiempo al entrenamiento y al trabajo sin dejar de salir y desvelarme. Corría carreras todo el tiempo sin haberme si quiera preparado lo suficiente. Después me enfermaba, me lastimaba o algo pasaba.

Hoy he tenido que aprender una palabra que antes no estaba en mi vocabulario. “Trade-off”. Simplemente es tomar decisiones que implican ganar en algo a cambio de perder en otra cosa. Dormir a las 10:30 de la noche no es exactamente lo más divertido, ni tampoco dejar pasar un compromiso social entre semana.

La clave es entender que aceptación no significa darse por vencido. Significa entender que las cosas son como son en la vida y hay que trabajar con ella y no contra ella.

Ahora bien, no significa tampoco borrar los sueños como aquel maratón que algún día podré correr. Significa dar lo mejor hoy con lo que puedo dar y esperar con calma el momento indicado. Eso sí, abrazarlo con toda la determinación posible cuando así sea.

Acceptance

Felices trotes :)

En mi iPod: The power of love – Huey Lewis & The News

Principiantes

Todos los corredores, en algún punto, son principiantes. Esta frase la leí hoy y me gustó no por que alguna vez fui principiante pero porque de vez en cuando me vuelvo a convertir en principiante años después de haber comenzado a correr.

Cada año, paso por varias etapas. Correr, no correr. Carreras, descanso, carrera. Algunas veces el descanso se vuelve más largo, algunas otras retomo casi de inmediato. Pero siempre al volver, me siento como una principiante, volviendo a enseñar al cuerpo a correr. Amando la pista poco a poco.

Ayer me fui, tal cual principiante en la bici, a explorar una nueva ruta por la Huasteca. Les confieso que de repente me quedaba mirando las montañas, tan cerca, y tan majestuosas. En verdad es una ruta que vale la pena, ya sea correr o rodar. El trayecto desde el parque hasta la Presa Rompepicos son 17 kilómetros, así que recorrimos en total 34. Lo bueno es que el terreno es casi plano, así que fue bastante agradable.

Y con una vista como esta, no queda duda.

huasteca_bici

Felices trotes :)

En mi iPod: I wanna be like you – Robbie Williams