Crónica de carrera: Héroes Ocultos 2014

Esta mañana, como miles de corredores me fui a calzada a correr el 5k de Héroes Ocultos. La carrera ya va en su tercera edición, aunque para mí, fue la primera. No pude asistir al evento de entrega de números, así que no me esperaba ver tanta gente ni tantos patrocinadores. Mientras pasaba por entre la gente, comenzaban a desfilar los soldados marchando. Estaba todo cercado y los corredores del 10k estaban a punto de salir. Pronto empezamos a calentar y hacer a dar un pequeño trote de calentamiento. Para cuando se llegó la hora del 5k en la línea de salida dispararon confetis, y en medio de ese espectáculo en el aire arrancamos a velocidad. Héroes ocultos

Casi siempre las carreras en calzada, son muy similares. Arrancan cerca de los extremos, ya sea de Gómez Morín a Humberto o de Humberto a Gomez Morín. En este caso, arrancamos un poco después, en el cruce de la calle Río Tamazunchale. Al principio tuvimos que esquivar el mar de gente corriendo por el pasto, pero casi llegando a la rotonda, se empezaron a abrir los espacios. Para cuando menos piensas ya estás en la mitad de la carrera, llevando muy buen paso. Ya casi en el último kilómetro, empecé a sentir que me agotaba. Un poco más. Aguanta. Vas muy bien. Y así fue como terminé, con tiempo chip de 26:50, mi primera carrera de Héroes Ocultos. 

Me faltó mencionar que dada la temática, no podía faltar mi disfraz de super héroe. Y aquí les dejo la foto!

Heroes Ocultos

Felices trotes :)

En mi iPod: The best – Tina Turner

Los tesoros de mis trotes

Hace unos meses compré un medallero para colgar en mi cuarto. Hoy por fin ya lo tengo instalado en mi pared y mi primer reacción fue, no sabía que tenía tantas hasta que las vi todas juntas. La mayoría son carreras de 5 y 10k. Algunas repetidas de varios años consecutivos. Y una muy especial entre ellas, mi medalla de 21K. 

Medallero

A veces las carreras guardan historias únicas que con ver una medalla, se puede recordar aquel tiempo con el que cruzamos la meta, o lo difícil que fueron las subidas. Hay de todo. Y hay otras carreras que se recuerdan sin medalla, como lo fue mi primera. Sólo guardo una foto, y muchas imágenes en mi mente. 

Y es por eso que hoy me siento tan emocionada de volver a correr una carrera mañana. Si bien es un 5k, me ha costado bastante dedicarle tiempo a entrenar y ser constante. Así que no importa, si haya medalla o no, hay que vivirla y guardarla como todas las que nos esperan. Todo listo!

 

5866af857e2edf1afb02d1461b0d4db9

Felices trotes :)

En mi iPod: Do it – Pitbull